TRABAJANDO EN UN ENTORNO CON GRAN DIVERSIDAD DE PLATAFORMAS DE SIMULACIÓN

Esta ensalada de plataformas de simulación representa un reto para las empresas, en este artículo analizamos esta diversidad y proponemos una metodología de trabajo para poder afrontarla.

SIG, damos servicio de consultoría especializada en electrónica de potencia y sistemas de control, y nuestros clientes utilizan y necesitan, ya sea por requerimiento de los operadores de red o de sus clientes, un conjunto heterogéneo de modelos de simulación sobre distintas plataformas de estudio.

Estos estudios son clave para analizar la viabilidad de un proyecto, como por ejemplo un nuevo generador en una red existente, detectar problemas etc.
Sus objetivos varían según la plataforma, a menudo trabajamos con y para sistemas electromagnéticos complejos con variables instantáneas en tiempos menores del microsegundo, como PSCAD, ATP, Matlab, DisSilent, Psim, etc.

Los modelos han de ser fieles a la realidad que representan y requieren un gran esfuerzo de síntesis y verificación, permitiendo profundizar al detalle en los distintos elementos que simulan, por ejemplo un generador o uno de sus componentes.

En otro apartado, están las plataformas de análisis electromecánicos que trabajan con variables de tipo fasorial y que son capaces de simular el funcionamiento de grandes redes con miles de modelos a nivel región o país, como PSS/E, PSLF, DigSilent, etc. Estos modelos han de ser relativamente más simples lo que acostumbra a reducir las características representadas respecto a la realidad.

La programación de todos estos modelos muchas veces está muy condicionada en forma y lenguaje por la plataforma en sí, lo que supone a los fabricantes de sistemas un enorme esfuerzo y recursos el mantenimiento de todos los modelos requeridos.

Una posibilidad importante de optimizar recursos es la utilización de lenguajes de programación genéricos como C++ o Fortran para el desarrollo de los elementos comunes a todas las plataformas. La adecuación posterior a éstas se realiza mediante un bloque de adaptación específico para compilar una biblioteca de programas de tipo DLL o LIB que sea directamente utilizable en cada plataforma. Esto requiere lógicamente una organización previa de bloques funcionales, entradas y salidas que debe tener cada modelo, etc. En cualquier caso, el esfuerzo de modelado y síntesis se realiza luego una sola vez y es transferible a todos los entornos de simulación, facilitando de este modo la gestión de revisiones, la validación y certificación de versiones y evitando errores en las transcripciones entre modelos.

Una ventaja añadida es que la programación en C++ o Fortran puede realizarse con paquetes de software gratuitos con excelentes entornos de trabajo y control de proyecto como las distintas versiones de Visual Studio Community de Microsoft (gratuito un entorno totalmente profesional hasta 5 usuarios), a lo que se añade también como ventaja el hecho de que sobre estos entornos se pueden programar con relativa facilidad herramientas tales como un emulador de red y que ayudan a verificar de forma muy rápida los modelos y sus ajustes. O incluso la utilización de Excel para pruebas extensas y sistemáticas de un modelo compilado.

En SIG, la experiencia acumulada nos hace recomendar estos procedimiento de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *